Humano

Alianza

Defensores del reino

Recientes descubrimientos han demostrado que los humanos descienden de los bárbaros vrykul, guerreros semigigantes que viven en Rasganorte. Los primeros humanos fueron esencialmente un pueblo segregado y tribal durante varios miles de años, hasta que la fuerza creciente del Imperio trol los obligó a unificarse. Así fue como se formó la nación de Arathor, junto con su capital, la ciudad estado de Strom.

Historia de los humanos

Tras siglos de paz, las ciudades estado de Arathor, cada vez más independientes, se dividieron en reinos: al oeste, Gilneas; al noroeste, Alterac, Dalaran y Lordaeron; al suroeste, Kul Tiras; y al extremo sur, Ventormenta. Strom pasó a llamarse Stromgarde y siguió siendo un poderoso reino.

No obstante, la Horda de los orcos llegó a Azeroth y redujo Ventormenta a escombros. Los supervivientes de la ciudad, entre los que se hallaba el joven príncipe Varian Wrynn, huyeron a Lordaeron, donde los líderes de los siete reinos decidieron volver a unirse como la Alianza de Lordaeron. Juntos, consiguieron derrotar a la Horda, pero la paz de la Alianza resultó ser efímera.

Con motivo del encarecimiento de la manutención, Gilneas y Stromgarde renunciaron a sus reinos de la Alianza, tras lo cual llegó una plaga que se cobró la vida de miles de humanos y los convirtió en siervos no-muertos del Rey Exánime. El Rey Exánime manipuló a Arthas Menethil, el príncipe de Lordaeron, para matar a su propio padre e ir a Rasganorte, donde se fusionó con su amo y se convirtió en el siguiente Rey Exánime. Durante los cinco años siguientes, Arthas permaneció en Rasganorte urdiendo su plan y ampliando su ejército.

Sin embargo, antes de que Arthas pudiera desatar el poder que había acumulado, los humanos y otras razas aunaron fuerzas y obtuvieron una dura victoria. Miembros de la Horda y la Alianza iniciaron campañas independientes en Rasganorte, y su tentativa propició la derrota del Rey Exánime.

El reino de Ventormenta se ha convertido en el bastión más poderoso de la humanidad y en la mayor fuerza de la ya multirracial Alianza. Ahora, el pueblo de Ventormenta se rige por los principios del honor y de la justicia, con los que defiende sus asentamientos y a sus aliados.

Zona de inicio

Bosque de Elwynn

Las pacíficas tierras boscosas al sur de Ventormenta parecen más tranquilas que nunca con la caída de la Hermandad Defias, pero los habitantes del Bosque de Elwynn no están libres de tareas. Hay campos que arar, minas en las que trabajar y madera por talar. Pues a pesar de toda su grandeza, Ventormenta no duraría mucho sin un constante suministro de comida y recursos para abastecer a su población. Este intercambio se ha visto amenazado con las invasiones Kobold, atroces conflicos entre granjeros, y ataques de animales salvajes. La Abadía de Villanorte permanece dedicada al reclutamiento y entrenamiento de aventureros lo suficientemente valientes para ayudar a restablecer la paz y el orden en la zona. De igual forma, los orcos Roca Negra reúnen sus fuerzas en las cercanas Montañas Crestagrana. Con las fuerzas de Ventormenta más dispersas que nunca, estos orcos renegados preparan un ataque final a sus antiguos enemigos humanos en el Bosque de Elwynn.

Rasgos de los humanos

Lucha por la supervivencia
Los humanos pueden eliminar los efectos de aturdimiento.
Diplomacia
Los directos y francos humanos tienden a llevarse bien con otras razas y obtienen su confianza con relativa facilidad.
El espíritu humano
Los humanos son muy adaptables, y reciben bonus adicionales a todos los atributos secundarios de todas las fuentes.

Clases disponibles

Guerrero
Guerrero
Los guerreros se equipan con cuidado para el combate y se enfrentan a sus enemigos de frente, dejando que los ataques resbalen contra su pesada armadura. Usan diversas tácticas de combate y una gran variedad de tipos de armas para proteger a los combatientes menos hábiles. Los guerreros deben controlar cuidadosamente su ira (el poder detrás de sus ataques más fuertes) para maximizar su efectividad en el combate.
Paladín
Paladín
Esta es la llamada del paladín: proteger a los débiles, llevar la justicia a los injustos y eliminar el mal de los rincones más oscuros del mundo. Estos guerreros sagrados van equipados con armadura de placas para poder enfrentarse a los enemigos más duros y la bendición de la Luz les permite sanar heridas y, en algunos casos, incluso devolver la vida a los muertos.
Cazador
Cazador
Desde temprana edad, la llamada de la naturaleza atrae a algunos aventureros desde la comodidad de sus hogares hacia el implacable mundo primario. Aquellos que aguantan se convierten en cazadores. Maestros de su entorno, son capaces de escabullirse como fantasmas entre los árboles y poner trampas en el camino de sus enemigos.
Pícaro
Pícaro
Los pícaros a menudo inician sus batallas entre las sombras, comenzando con sanguinarios golpes cuerpo a cuerpo. En batallas largas, usan ataques sucesivos, cuidadosamente seleccionados para preparar al enemigo para el golpe final. Los pícaros deben tener especial cuidado al seleccionar a sus objetivos para no malgastar sus ataques de combo y deben saber cuándo esconderse o huir si la batalla se vuelve contra ellos.
Sacerdote
Sacerdote
Los sacerdotes están entregados a lo espiritual y expresan su inquebrantable fe sirviendo a la gente. Durante milenios han dejado atrás los confines de sus templos y la comodidad de sus santuarios para apoyar a sus aliados en las tierras destrozadas por la guerra. En medio del terrible conflicto, ningún héroe cuestiona el valor de las órdenes de un sacerdote.
Mago
Mago
Los magos destruyen a sus enemigos con encantamientos arcanos. Aunque controlan poderosos hechizos ofensivos, los magos son frágiles y su armadura es ligera, lo que los hace particularmente vulnerables a los ataques a corta distancia. Los magos sabios usan sus hechizos con cuidado para mantener a sus enemigos a distancia o retenerlos en el lugar.
Brujo
Brujo
Los brujos incineran y destruyen a los enemigos debilitados con una combinación de atroces enfermedades y magia oscura. Mientras que sus mascotas les protegen y mejoran, los brujos golpean a los enemigos desde la distancia. Ya que son taumaturgos físicamente débiles desprovistos de una poderosa armadura, los brujos astutos dejan que sus esbirros se lleven el grueso de los ataques enemigos para salvar su propio pellejo.
Monje
Monje
Sea cual sea el papel que desempeñen en el combate, los monjes suelen centrarse en sus pies y manos para las acciones principales, mientras que su fuerte conexión con su chi interno les vale para potenciar sus facultades. Facultades como Expulsar daño y Ola de chi sanan a sus aliados al tiempo que infligen daño a sus enemigos.
Caballero de la Muerte
Caballero de la Muerte
Cuando el Rey Exánime perdió el control sobre sus caballeros de la Muerte, sus otrora campeones buscaron venganza contra los horrores cometidos bajo sus órdenes. Cuando obtuvieron su venganza, los caballeros de la Muerte se encontraron sin causa y sin hogar. Uno a uno fueron al mundo de los vivos en busca de un nuevo propósito.

Historia de los humanos

Tras siglos de paz, las ciudades estado de Arathor, cada vez más independientes, se dividieron en reinos: al oeste, Gilneas; al noroeste, Alterac, Dalaran y Lordaeron; al suroeste, Kul Tiras; y al extremo sur, Ventormenta. Strom pasó a llamarse Stromgarde y siguió siendo un poderoso reino.

No obstante, la Horda de los orcos llegó a Azeroth y redujo Ventormenta a escombros. Los supervivientes de la ciudad, entre los que se hallaba el joven príncipe Varian Wrynn, huyeron a Lordaeron, donde los líderes de los siete reinos decidieron volver a unirse como la Alianza de Lordaeron. Juntos, consiguieron derrotar a la Horda, pero la paz de la Alianza resultó ser efímera.

Con motivo del encarecimiento de la manutención, Gilneas y Stromgarde renunciaron a sus reinos de la Alianza, tras lo cual llegó una plaga que se cobró la vida de miles de humanos y los convirtió en siervos no-muertos del Rey Exánime. El Rey Exánime manipuló a Arthas Menethil, el príncipe de Lordaeron, para matar a su propio padre e ir a Rasganorte, donde se fusionó con su amo y se convirtió en el siguiente Rey Exánime. Durante los cinco años siguientes, Arthas permaneció en Rasganorte urdiendo su plan y ampliando su ejército.

Sin embargo, antes de que Arthas pudiera desatar el poder que había acumulado, los humanos y otras razas aunaron fuerzas y obtuvieron una dura victoria. Miembros de la Horda y la Alianza iniciaron campañas independientes en Rasganorte, y su tentativa propició la derrota del Rey Exánime.

El reino de Ventormenta se ha convertido en el bastión más poderoso de la humanidad y en la mayor fuerza de la ya multirracial Alianza. Ahora, el pueblo de Ventormenta se rige por los principios del honor y de la justicia, con los que defiende sus asentamientos y a sus aliados.

Zona de inicio

Bosque de Elwynn

Las pacíficas tierras boscosas al sur de Ventormenta parecen más tranquilas que nunca con la caída de la Hermandad Defias, pero los habitantes del Bosque de Elwynn no están libres de tareas. Hay campos que arar, minas en las que trabajar y madera por talar. Pues a pesar de toda su grandeza, Ventormenta no duraría mucho sin un constante suministro de comida y recursos para abastecer a su población. Este intercambio se ha visto amenazado con las invasiones Kobold, atroces conflicos entre granjeros, y ataques de animales salvajes. La Abadía de Villanorte permanece dedicada al reclutamiento y entrenamiento de aventureros lo suficientemente valientes para ayudar a restablecer la paz y el orden en la zona. De igual forma, los orcos Roca Negra reúnen sus fuerzas en las cercanas Montañas Crestagrana. Con las fuerzas de Ventormenta más dispersas que nunca, estos orcos renegados preparan un ataque final a sus antiguos enemigos humanos en el Bosque de Elwynn.

Ciudad capital

Ventormenta

Ninguna ciudad demuestra mejor la determinación humana que Ventormenta. Destruida durante la primera invasión de la Horda a Azeroth, Ventormenta fue esmeradamente reconstruida por la Hermandad de los albañiles tras la Segunda Guerra. Partes de la ciudad quedaron devastadas cuando Alamuerte, el corrupto Aspecto Dragón Negro, atacó brutalmente a la ciudad de Ventormenta. Afortunadamente, hay partes de la ciudad que no se vieron afectadas y hoy día presentan un aspecto inmejorable, gracias al duro esfuerzo de sus habitantes. Desde la magnífica Catedral de la Luz, significante centro espiritual, hasta el inspirador Valle de los Héroes, que conmemora los sacrificios de los leales campeones de Ventormenta, la ciudad representa el valeroso corazón de la humanidad.

Montura racial

Caballo

Estos leales corceles han llevado a sus amos humanos al combate desde antes de la Primera Guerra. Conocidos por su velocidad y su enérgico temperamento, estas monturas son perfectamente adecuadas para sus heroicos jinetes. Los de la raza Evendale del Bosque de Elwynn son especialmente apreciados por ser leales, robustos y serenos en los momentos de mayor peligro. Debido a su popularidad, estos caballos pueden encontrarse en la Isla Theramore e incluso en los Humedales.

Conoce otras razas