Orco

Horda

Feroces conquistadores

A diferencia de las demás razas de la Horda, los orcos no son nativos de Azeroth. En sus orígenes, vivían como clanes chamánicos en el exuberante mundo de Draenor. Dejaron a un lado su pacífica cultura cuando Kil'jaeden, un señor demoníaco de la Legión Ardiente, los corrompió y los usó para vengarse de los draenei, exiliados del mundo natal de Kil'jaeden.

Historia de los orcos

El plan de Kil'jaeden funcionó. Los orcos bebieron la sangre de Mannoroth, un importante general de la Legión Ardiente, la cual los imbuyó de poder y los esclavizó a la Legión. La exposición a energías viles tornó el color marrón natural de su piel en un verde pálido. Bajo la influencia del demonio, los orcos casi exterminaron a los draenei, pero Kil'jaeden fue más allá...

Con los orcos a su disposición, la Legión Ardiente planeaba invadir Azeroth una vez más. Para ello, el corrupto archimago humano Medivh fraguó una conspiración con el orco brujo Gul'dan para construir el Portal Oscuro, una enorme estructura que permitiría a los orcos entrar en Azeroth.

Al llegar a Azeroth, las imparables tropas orcas de la Horda arrasaron el reino humano de Ventormenta. Sin embargo, los humanos resistieron y fueron capaces de derrotar a la Horda y esclavizar a la mayoría de los supervivientes, pero un joven esclavo llamado Thrall, apoyado por el Jefe de Guerra Orgrim Martillo Maldito, luchó para liberar a los orcos cautivos. Orgrim murió en combate, y Thrall heredó el cargo de Jefe de Guerra y el Martillo Maldito, el arma de Orgrim. Thrall condujo a los suyos a Kalimdor, donde su amigo y mentor Grommash Grito Infernal se sacrificó para derrotar a Mannoroth y liberar para siempre a los orcos del yugo de la Legión.

Años más tarde, Thrall regresó a Draenor, ahora conocido como Terrallende, para pararle los pies a la Legión una vez más. Allí convenció a Garrosh, hijo de Grommash Grito Infernal, para que se uniese a la Horda. Thrall veía en Garrosh un digno sucesor suyo, aunque acabó por descubrir que los orcos iban a necesitar algo más que la figura de un líder para sobrevivir. Tras años de largas guerras y derramamiento de sangre, Thrall y los orcos de Orgrimmar fundaron una nueva forma de gobierno que los llena de esperanza para su futuro en Azeroth: un consejo que representa con igualdad a todos los miembros de la Horda.

Zona de inicio

Durotar

La árida y dura tierra de Durotar es el hogar de algunas de las criaturas más duras de Azeroth. Los viajeros desprevenidos pueden ser víctimas de escórpidos venenosos, feroces crocoliscos o enojados jabaespines. Thrall decidió asentarse en esta inhóspita zona tras la Tercera Guerra como penitencia por las transgresiones pasadas de los orcos. Bautizó a la tierra con el nombre de su padre, Durotan, otrora Jefe de Guerra del clan Lobo Gélido. Tras el cataclismo, muchos de los asentamientos orcos resultaron inundados o destruidos y los soldados del Fuerte del Norte en el Fuerte de Tiragarde se han vuelto más agresivos que nunca. A medida que las relaciones entre la Alianza y la Horda empeoran, es esencial que los orcos contengan estas amenazas rápidamente para asegurar la supervivencia de su gente.

Rasgos de los orcos

Furia sangrienta
Los orcos pueden tener un estallido de ira que aumenta su poder de ataque o su intelecto (según la clase) durante un corto periodo.
Firmeza
Toscos por naturaleza, los orcos se recuperan de los efectos de Aturdir más rápido que otras razas.
Ordenar
Los orcos trabajan bien con mascotas de combate, que reciben un bonus al daño que infligen bajo el cuidado de sus maestros orcos.

Clases disponibles

Guerrero
Guerrero
Los guerreros se equipan con cuidado para el combate y se enfrentan a sus enemigos de frente, dejando que los ataques resbalen contra su pesada armadura. Usan diversas tácticas de combate y una gran variedad de tipos de armas para proteger a los combatientes menos hábiles. Los guerreros deben controlar cuidadosamente su ira (el poder detrás de sus ataques más fuertes) para maximizar su efectividad en el combate.
Cazador
Cazador
Desde temprana edad, la llamada de la naturaleza atrae a algunos aventureros desde la comodidad de sus hogares hacia el implacable mundo primario. Aquellos que aguantan se convierten en cazadores. Maestros de su entorno, son capaces de escabullirse como fantasmas entre los árboles y poner trampas en el camino de sus enemigos.
Pícaro
Pícaro
Los pícaros a menudo inician sus batallas entre las sombras, comenzando con sanguinarios golpes cuerpo a cuerpo. En batallas largas, usan ataques sucesivos, cuidadosamente seleccionados para preparar al enemigo para el golpe final. Los pícaros deben tener especial cuidado al seleccionar a sus objetivos para no malgastar sus ataques de combo y deben saber cuándo esconderse o huir si la batalla se vuelve contra ellos.
Chamán
Chamán
Durante el combate, el chamán coloca totems de control y daño en el suelo para maximizar su efectividad y ponerle las cosas más difíciles a los enemigos Los chamanes son lo suficientemente versátiles para luchar contra los enemigos de cerca o a distancia, pero los chamanes sabios eligen su camino de ataque basado en los puntos fuertes y débiles de sus enemigos.
Mago
Mago
Los magos destruyen a sus enemigos con encantamientos arcanos. Aunque controlan poderosos hechizos ofensivos, los magos son frágiles y su armadura es ligera, lo que los hace particularmente vulnerables a los ataques a corta distancia. Los magos sabios usan sus hechizos con cuidado para mantener a sus enemigos a distancia o retenerlos en el lugar.
Brujo
Brujo
Los brujos incineran y destruyen a los enemigos debilitados con una combinación de atroces enfermedades y magia oscura. Mientras que sus mascotas les protegen y mejoran, los brujos golpean a los enemigos desde la distancia. Ya que son taumaturgos físicamente débiles desprovistos de una poderosa armadura, los brujos astutos dejan que sus esbirros se lleven el grueso de los ataques enemigos para salvar su propio pellejo.
Monje
Monje
Sea cual sea el papel que desempeñen en el combate, los monjes suelen centrarse en sus pies y manos para las acciones principales, mientras que su fuerte conexión con su chi interno les vale para potenciar sus facultades. Facultades como Expulsar daño y Ola de chi sanan a sus aliados al tiempo que infligen daño a sus enemigos.
Caballero de la Muerte
Caballero de la Muerte
Cuando el Rey Exánime perdió el control sobre sus caballeros de la Muerte, sus otrora campeones buscaron venganza contra los horrores cometidos bajo sus órdenes. Cuando obtuvieron su venganza, los caballeros de la Muerte se encontraron sin causa y sin hogar. Uno a uno fueron al mundo de los vivos en busca de un nuevo propósito.

Historia de los orcos

El plan de Kil'jaeden funcionó. Los orcos bebieron la sangre de Mannoroth, un importante general de la Legión Ardiente, la cual los imbuyó de poder y los esclavizó a la Legión. La exposición a energías viles tornó el color marrón natural de su piel en un verde pálido. Bajo la influencia del demonio, los orcos casi exterminaron a los draenei, pero Kil'jaeden fue más allá...

Con los orcos a su disposición, la Legión Ardiente planeaba invadir Azeroth una vez más. Para ello, el corrupto archimago humano Medivh fraguó una conspiración con el orco brujo Gul'dan para construir el Portal Oscuro, una enorme estructura que permitiría a los orcos entrar en Azeroth.

Al llegar a Azeroth, las imparables tropas orcas de la Horda arrasaron el reino humano de Ventormenta. Sin embargo, los humanos resistieron y fueron capaces de derrotar a la Horda y esclavizar a la mayoría de los supervivientes, pero un joven esclavo llamado Thrall, apoyado por el Jefe de Guerra Orgrim Martillo Maldito, luchó para liberar a los orcos cautivos. Orgrim murió en combate, y Thrall heredó el cargo de Jefe de Guerra y el Martillo Maldito, el arma de Orgrim. Thrall condujo a los suyos a Kalimdor, donde su amigo y mentor Grommash Grito Infernal se sacrificó para derrotar a Mannoroth y liberar para siempre a los orcos del yugo de la Legión.

Años más tarde, Thrall regresó a Draenor, ahora conocido como Terrallende, para pararle los pies a la Legión una vez más. Allí convenció a Garrosh, hijo de Grommash Grito Infernal, para que se uniese a la Horda. Thrall veía en Garrosh un digno sucesor suyo, aunque acabó por descubrir que los orcos iban a necesitar algo más que la figura de un líder para sobrevivir. Tras años de largas guerras y derramamiento de sangre, Thrall y los orcos de Orgrimmar fundaron una nueva forma de gobierno que los llena de esperanza para su futuro en Azeroth: un consejo que representa con igualdad a todos los miembros de la Horda.

Zona de inicio

Durotar

La árida y dura tierra de Durotar es el hogar de algunas de las criaturas más duras de Azeroth. Los viajeros desprevenidos pueden ser víctimas de escórpidos venenosos, feroces crocoliscos o enojados jabaespines. Thrall decidió asentarse en esta inhóspita zona tras la Tercera Guerra como penitencia por las transgresiones pasadas de los orcos. Bautizó a la tierra con el nombre de su padre, Durotan, otrora Jefe de Guerra del clan Lobo Gélido. Tras el cataclismo, muchos de los asentamientos orcos resultaron inundados o destruidos y los soldados del Fuerte del Norte en el Fuerte de Tiragarde se han vuelto más agresivos que nunca. A medida que las relaciones entre la Alianza y la Horda empeoran, es esencial que los orcos contengan estas amenazas rápidamente para asegurar la supervivencia de su gente.

Ciudad capital

Orgrimmar

Bautizada con el nombre del anterior Jefe de Guerra de la Horda, Orgrim Martillo Maldito, esta capital se construyó rápidamente cuando los orcos se asentaron por primera vez en Durotar. Garrosh Grito Infernal ha reconstruido recientemente la mayoría de la arquitectura de la ciudad y ahora las fortalezas de Orgrimmar se encuentran entre las más imponentes de Azeroth. Afiladas torres metálicas se alinean en las calles de la ciudad y los estandartes rojos y negros de la Horda saludan desde cada poste. La mayoría de las diversas razas se han separado en sus propios distritos, desde los tauren del Valle de la Sabiduría hasta los trols del Valle de los Espíritus. Las torres del Fuerte Grommash se alzan sobre todo, lo que permite a Garrosh Grito Infernal vigilar de cerca a su gente.

Montura racial

Lobo

Hace mucho, los orcos domesticaron a los enormes y prestos lobos de Draenor. Estos enormes canes se convirtieron en los compañeros preferidos de los orcos además de su medio de transporte favorito. El temperamento inquebrantable de los lobos los hace especialmente apropiados para luchar contra presas grandes. Cuando los orcos se volvieron guerreros e invadieron Azeroth, sus lobos eran criados para obtener mayor tamaño y resistencia para que pudieran llevar a los jinetes con sus armaduras a la batalla. Los lobos temibles siguen siendo las monturas favoritas de los luchadores orcos y se pueden comprar en el Valle del Honor en Orgrimmar.

Conoce otras razas