Pandaren
Alianza / Horda / Neutral
Nómadas harmoniosos

Envueltos en mitos y leyendas, los enigmáticos y peculiares pandaren han sido desde hace eones un misterio para las demás razas de Azeroth. La noble historia del pueblo pandaren se remonta miles de años atrás, mucho antes de los imperios del hombre e incluso del cataclismo del mundo.

Historia de los pandaren

Los pandaren, moradores de una tierra fértil y maravillosa, fueron el pueblo oprimido de una monstruosa raza de antiguos señores de la guerra conocida como los «mogu». Gracias a su tenacidad, su diplomacia y una forma única de combate sin armas, los pandaren organizaron una rebelión que derrocó a los mogu y cimentó el Imperio pandaren que prosperaría durante miles de años.

Honrados, sociables y amantes de la buena comida —y, de vez en cuando, de una buena pelea amistosa—, los pandaren se han conformado con vivir recluidos, lo que ha permitido que su cultura floreciera y prosperara lejos de la influencia del mundo exterior. Sin embargo, de vez en cuando nace un pandaren con sed de aventuras equiparable a su sed de bebidas fuertes y con ganas de explorar todo aquello más allá de las costas de Pandaria.

Precisamente, uno de los viajeros más famosos era el maestro cervecero Chen Cerveza de Trueno, quien partió en busca de ingredientes exóticos para su especial cerveza y acabó jugando un papel fundamental en la fundación de la Horda.

Durante el lúgubre período que precedió al cataclismo del mundo, cuando los demonios irrumpieron en Azeroth y pusieron en peligro todo el reino de los mortales, el último Emperador de los pandaren descubrió una manera de proteger su tierra de la devastación. Su trato con el destino la envolvió en una niebla impenetrable durante diez mil años, pero, desde entonces, la naturaleza de ese acto sumió a Pandaria en un hechizo. Ahora, mientras algunos pandaren se unen a las filas de la Horda y otros a las de la Alianza, todos se aventuran a sanar las heridas del mundo que hay más allá de su tierra.

Zona de inicio
La Isla Errante

Fueron los propios pandaren los que buscaron un camino más allá de la niebla. Hace varias generaciones, los exploradores pandaren empezaron a reunirse en el caparazón de una tortuga gigante: Shen-zin Su. La gran tortuga marina vagó por los océanos de Azeroth durante cientos de años y acabó perdiendo el contacto con su hogar, envuelto en niebla.

Aquí, en "La Isla Errante", jóvenes y entusiastas pandaren enseñan y aprenden, enfrentándose en simulacros de combate unos contra otros y aprendiendo a dominar lo esencial de las artes marciales.

Cuando Shen-zin Su viaja cerca de La Vorágine, la vida presente en La Isla Errante, otrora pacífica y plenamente racional, entra en crisis. El suelo pierde su firmeza, y la propia vida de Shen-zin Su se encuentra en peligro cuando la gran tortuga toma un inestable rumbo que puede convertirse en una mortífera espiral.

Como uno de los más prometedores trotamundos pandaren, deberás descubrir cuál es la verdadera amenaza para La Isla Errante. Pero el problema de la gran tortuga cuenta con varias soluciones potenciales, y los estudiantes de la isla se han dividido acerca de cómo enfrentarse a él. Tu decisión condicionará tu futuro y marcará el camino para los pandaren en un mundo diferente.

Rasgos de los pandaren
Facción Neutral
Los pandaren podrán elegir bando entre la Alianza o la Horda.
Epicúreo
Tu pasión por la comida te permite recibir estadísticas adicionales de la comida especializada.

Gastronomía
Los Pandaren son excelentes cocineros, y reciben un pequeño aumento a su habilidad de cocina.
Paz interior
El bonus de experiencia por descanso dura el doble.
Mullido
Los Pandaren reciben menos daño de caída que las otras razas.
 Palma fulminante 
Golpea al objetivo a la velocidad del rayo, lo que lo incapacita durante 4 segundos y desactiva tu ataque.
Historia de los pandaren

Los pandaren, moradores de una tierra fértil y maravillosa, fueron el pueblo oprimido de una monstruosa raza de antiguos señores de la guerra conocida como los «mogu». Gracias a su tenacidad, su diplomacia y una forma única de combate sin armas, los pandaren organizaron una rebelión que derrocó a los mogu y cimentó el Imperio pandaren que prosperaría durante miles de años.

Honrados, sociables y amantes de la buena comida —y, de vez en cuando, de una buena pelea amistosa—, los pandaren se han conformado con vivir recluidos, lo que ha permitido que su cultura floreciera y prosperara lejos de la influencia del mundo exterior. Sin embargo, de vez en cuando nace un pandaren con sed de aventuras equiparable a su sed de bebidas fuertes y con ganas de explorar todo aquello más allá de las costas de Pandaria.

Precisamente, uno de los viajeros más famosos era el maestro cervecero Chen Cerveza de Trueno, quien partió en busca de ingredientes exóticos para su especial cerveza y acabó jugando un papel fundamental en la fundación de la Horda.

Durante el lúgubre período que precedió al cataclismo del mundo, cuando los demonios irrumpieron en Azeroth y pusieron en peligro todo el reino de los mortales, el último Emperador de los pandaren descubrió una manera de proteger su tierra de la devastación. Su trato con el destino la envolvió en una niebla impenetrable durante diez mil años, pero, desde entonces, la naturaleza de ese acto sumió a Pandaria en un hechizo. Ahora, mientras algunos pandaren se unen a las filas de la Horda y otros a las de la Alianza, todos se aventuran a sanar las heridas del mundo que hay más allá de su tierra.

Zona de inicio
La Isla Errante

Fueron los propios pandaren los que buscaron un camino más allá de la niebla. Hace varias generaciones, los exploradores pandaren empezaron a reunirse en el caparazón de una tortuga gigante: Shen-zin Su. La gran tortuga marina vagó por los océanos de Azeroth durante cientos de años y acabó perdiendo el contacto con su hogar, envuelto en niebla.

Aquí, en "La Isla Errante", jóvenes y entusiastas pandaren enseñan y aprenden, enfrentándose en simulacros de combate unos contra otros y aprendiendo a dominar lo esencial de las artes marciales.

Cuando Shen-zin Su viaja cerca de La Vorágine, la vida presente en La Isla Errante, otrora pacífica y plenamente racional, entra en crisis. El suelo pierde su firmeza, y la propia vida de Shen-zin Su se encuentra en peligro cuando la gran tortuga toma un inestable rumbo que puede convertirse en una mortífera espiral.

Como uno de los más prometedores trotamundos pandaren, deberás descubrir cuál es la verdadera amenaza para La Isla Errante. Pero el problema de la gran tortuga cuenta con varias soluciones potenciales, y los estudiantes de la isla se han dividido acerca de cómo enfrentarse a él. Tu decisión condicionará tu futuro y marcará el camino para los pandaren en un mundo diferente.

Continente propio
Pandaria

Envuelto en niebla desde que el mundo se desgajase hace más de diez mil años, el antiguo reino de Pandaria ha permanecido ajeno a los trastornos de la guerra. Sus exuberantes bosques y montañas envueltas en nubes son el hogar de un complejo ecosistema de razas indígenas y criaturas exóticas. Se trata del hogar de los enigmáticos pandaren, una raza que disfruta de la vida al máximo incluso cuando se encuentra bajo el asedio de una antigua amenaza.

El nuevo continente hace acto de presencia en un mundo ajado justo cuando la Alianza y la Horda se encuentran en plena espiral descendente hacia una guerra que devorará Azeroth por completo. ¿Se despejará la niebla de Pandaria para revelar la salvación del mundo? ¿O la batalla por controlar esta nueva tierra rica y emocionante empujará a las dos poderosas facciones hacia el precipicio de la guerra y la aniquilación total?

Representante
Alianza: Aysa Canción Etérea  / Horda: Ji Zarpa Ígnea

Alianza:

Aysa Canción Etérea es seguidora de la filosofía tushui, y cree en vivir una vida venerable a través de la meditación, el entrenamiento riguroso y la convicción moral. Ecuánime y cortés, Aysa ha conseguido una forma física y un intelecto formidables a través de una práctica concienzuda. Para Aysa, seguir la filosofía tushui es defender lo correcto por encima de cualquier otra cosa. Ella cree que tener éxito en cualquier empresa no justifica jamás el realizar acciones deshonrosas. Pese a que la Alianza posee una variada mezcla de culturas, Aysa se siente atraída por los ideales y valores que hacen que dicha facción permanezca unida.

Horda:

Ji Zarpa Ígnea, seguidor de la filosofía houjin, insiste en que la inacción es la peor de las injusticias. Ji mantiene que defender la familia y el hogar a toda costa es honorable. Extrovertido, apasionado y no demasiado amigo de los pensamientos profundos, siempre es el primero en entrar en combate. Ji se siente atraído por el resuelto pragmatismo que define a la Horda y, aunque le cueste caro, ha decidido llevar el estandarte de la Horda tras abandonar La Isla Errante.

Montura racial
Tortuga dragón
Los pandaren siempre han buscado monturas que encarnasen sus principales valores: la paciencia y la fuerza. Con una piel que dispone de armadura natural, un paso uniforme (independientemente del peso del pasajero) y la relajada actitud que tan bien casa con los viajes de larga duración, la tortuga dragón es perfecta para el aventurero pandaren. Especie autóctona de Pandaria, estos estupendos corceles suelen equiparse con lo esencial: mapas, cojines, reposapiés y un espacio para bebidas. El paso lento y uniforme de la cómoda y resistente tortuga dragón facilitará a los pasajeros la llegada a nuevas partes del mundo... o propiciará una buena siesta.
Conoce otras razas