La biblioteca: Rise of the Horde
por Tyiliru el February 16th a las 12:15pm

La historia de Warcraft abunda en historias heroicas, batallas feroces y dolorosas pérdidas que han tenido un duradero impacto en el mundo de Azeroth. Esta nueva serie, “La biblioteca”, presentará la ficción que narra algunos de los momentos más épicos y los misterios más grandes del universo de Warcraft.

Los orgullosos orcos vivieron en otro tiempo pacíficamente en los verdes valles y colinas de Draenor, cazaban, honraban a sus ancestros y trataban con máxima veneración los territorios que consideraban su hogar. Pero esos tiempos se convirtieron en un vago y lejano recuerdo tras la ascensión de un nuevo poder, un poder que conquistaba todo a su paso y que sembraba el terror en los habitantes de Draenor con su grito de guerra capaz de helar la sangre del más audaz: "¡Por la Horda!"

En la obra de Christie Golden: Rise of the Horde, el Jefe de Guerra Thrall nos explica cómo los honorables clanes de orcos se convirtieron en la Horda sedienta de sangre mediante las maquinaciones de Kil'jaeden y de la Legión Ardiente. Esta trágica historia se desarrolla alrededor de los amigos Durotan y Orgrim Martillo Maldito, que son testigos de la caída de su pueblo a causa del engaño y la traición.

Con la historia de los orcos se entrecruza también la de los draenei, una valerosa raza que se estableció en Draenor tras sufrir la persecución de la Legión Ardiente durante milenios. Con la intención de acabar con los esquivos draenei de una vez por todas, Kil'jaeden manipula a los orcos para que beban la sangre del señor del foso Mannoroth, esclavizándolos así a la voluntad de la Legión. Imbuida de poder demoníaco, la Horda de orcos afectados por la maldición de sangre se dispone a exterminar a los draenei, provocando una tremenda destrucción en las tierras de Draenor.

Rise of the Horde relata cómo estos terribles acontecimientos cambian a los orcos para siempre, algunos de ellos incluso pierden el tono marrón de su piel que se transforma en un demoníaco verde; y cómo siguen influyendo en los destinos de todos los habitantes de Azeroth y Terrallende, ¡el destrozado mundo que en otro tiempo se conoció como Draenor!