Varian Wrynn

Antiguo Rey de la Alianza

Varian Wrynn hizo frente a la guerra a una pronta edad. Se convirtió en un Rey legendario con un temple legendario... y murió como un héroe.

De niño, Varian fue testigo del asesinato de su padre, el rey Llane Wrynn, y del saqueo de Ventormenta a manos de la Horda. Años después, ya como joven Rey, supervisó la construcción de la Ciudad de Ventormenta y se casó con Tiffin Ellerian, quien dio a luz a su hijo Anduin. El reinado de Varian se vio interrumpido cuando fue secuestrado por los esbirros del dragón Negro Onyxia, una traumática experiencia que separó las dos vertientes de su personalidad: su inquebrantable determinación y su anhelo de paz. Después de aquello, el rey Varian comenzó a tratar a sus oponentes como si fueran enemigos mortales, lo que sembró la discordia en la Alianza y generó desconfianza en la Horda.

Sin embargo, con el paso de los años, la influencia de Anduin, más afín a la diplomacia, fue calando en Varian. Cuando la tensión entre la Horda y la Alianza se desató en Pandaria, Varian ejerció de mediador por primera vez y suavizó las insensibles estrategias de la guerra en aras de una paz duradera. Esto culminó en la invasión de Orgrimmar con la ayuda de una rebelión de la Horda. El éxito de Varian lo consolidó como Rey y Comandante de todas las tropas de la Alianza.

Cuando la Legión Ardiente invadió las Islas Abruptas, el propio Varian lideró el contraataque de la Alianza. La salvaje contienda obligó tanto a la Alianza como a la Horda a retirarse, y Varian Wrynn sacrificó su vida para que sus aliados pudieran huir.

Personajes relacionados
Contenido Relacionado
Alianza

«La paz es la más noble de las aspiraciones, pero, para preservarla, debes estar dispuesto a luchar».

Información del personaje
Masculino
Sexo
Humano
Raza
Ventormenta
Lugar
Contenido destacado