Pandaren
Alianza / Horda / Neutral
Nómadas armoniosos

Envueltos en mitos y leyendas, poco avistados e incomprendidos, los enigmáticos pandaren desde hace mucho son un misterio para las otras razas de Azeroth. La noble historia de los pandaren se remonta a miles de años, mucho antes de los imperios del hombre e incluso antes del cataclismo del mundo.

Historia de los Pandaren

Habitantes de una tierra maravillosa y fértil, los pandaren alguna vez trabajaron bajo el yugo de una monstruosa raza de antiguos señores de la guerra, conocidos como los mogu. Con tenacidad, diplomacia y un estilo único de combate desarmado, los pandaren iniciaron una revolución exitosa que depuso a los mogu y estableció un imperio pandaren que prosperaría por años.

Honorables y amantes de la buena compañía y la comida (y todavía hasta ahora de una buena y amistosa pelea), los pandaren vivían contentos en su aislamiento, lo que le permitió a su cultura florecer y mantenerse lejos de la influencia del mundo exterior. Sin embargo, cada tanto, nace un pandaren con una sed de aventura mayor que su sed de alcohol, y entonces se larga a explorar más allá de las costas de Pandaria.

Uno de los aventureros más famosos fue el maestro cervecero Chen Cerveza de Trueno, quien viajó en búsqueda de ingredientes exótico para su cerveza especial y terminó siendo uno de los fundadores de la Horda.

Durante los oscuros días previos al cataclismo del mundo, cuando los demonios invadieron Azeroth y llevaron a todo el reino mortal al borde de la extinción, el último Emperador de los pandaren descubrió una forma de proteger su tierra de la devastación. Su trato con el destinó cubrió la tierra con una niebla impenetrable por diez mil años, pero la naturaleza de esta transacción sumió a Pandaria en el misterio. Ahora, si bien algunos pandaren se unen a la Horda y otros a la Alianza, todos se aventuran para sanar al mundo más allá de su tierra natal.

Zona de inicio
La Isla Errante

Raro es el Pandaren que ha buscado salir de la bruma. Hace muchas generaciones, algunos exploradores Pandaren comenzaron a reunirse en el lomo de Shen-zin Su, una tortuga gigante. Ésta deambuló por los oceános de Azeroth, quizá el único contacto que los Pandaren han tenido con el mundo exterior. Con el tiempo, ellos también perdieron todo contacto con su tierra natal.

Aquí en la “Isla Errante” los pandaren jóvenes y entusiastas entrenan y aprenden, entablando combates de práctica unos contra otros y dominando las herramientas y formas de las artes marciales.

Cuando Shen-zin Su viaja cerca de la Vorágine, la vida en la Isla Errante —otrora pacífica e iluminadora— llega a un punto de crisis. El suelo se vuelve inestable y la vida misma de Shen-zin Su se ve amenazada, mientras la gran tortuga pasa a un patrón inestable que bien puede ser una espiral de muerte.

Como uno de los errantes pandaren más prometedores, deberás descubrir el verdadero peligro para la Isla Errante. Sin embargo, el problema que aflige a la gran tortuga tiene varias soluciones potenciales y los estudiantes de la isla no pueden decidir como manejarla. Tu decisión dará forma al futuro y marcará el camino de los pandaren en un mundo que ha cambiado.

Características raciales
Facción neutral
Los pandaren pueden unirse a la Alianza o a la Horda al completar sus aventuras en la Isla Errante.
Epicúreo
Tu gusto por la comida te permite recibir estadísticas adicionales por comer comida especializada.

Gourmand
Los pandaren son excelentes cocineros y reciben un pequeño aumento a la habilidad de Cocina.
Paz interna
Tu bono de experiencia al estar descansado dura el doble de lo normal.
Rebotar
Los pandaren reciben menos daño de caídas que otras razas.
Palma vibrante
Golpea al enemigo como relámpago, incapacitándolo por 4 segundos.
Historia de los Pandaren

Habitantes de una tierra maravillosa y fértil, los pandaren alguna vez trabajaron bajo el yugo de una monstruosa raza de antiguos señores de la guerra, conocidos como los mogu. Con tenacidad, diplomacia y un estilo único de combate desarmado, los pandaren iniciaron una revolución exitosa que depuso a los mogu y estableció un imperio pandaren que prosperaría por años.

Honorables y amantes de la buena compañía y la comida (y todavía hasta ahora de una buena y amistosa pelea), los pandaren vivían contentos en su aislamiento, lo que le permitió a su cultura florecer y mantenerse lejos de la influencia del mundo exterior. Sin embargo, cada tanto, nace un pandaren con una sed de aventura mayor que su sed de alcohol, y entonces se larga a explorar más allá de las costas de Pandaria.

Uno de los aventureros más famosos fue el maestro cervecero Chen Cerveza de Trueno, quien viajó en búsqueda de ingredientes exótico para su cerveza especial y terminó siendo uno de los fundadores de la Horda.

Durante los oscuros días previos al cataclismo del mundo, cuando los demonios invadieron Azeroth y llevaron a todo el reino mortal al borde de la extinción, el último Emperador de los pandaren descubrió una forma de proteger su tierra de la devastación. Su trato con el destinó cubrió la tierra con una niebla impenetrable por diez mil años, pero la naturaleza de esta transacción sumió a Pandaria en el misterio. Ahora, si bien algunos pandaren se unen a la Horda y otros a la Alianza, todos se aventuran para sanar al mundo más allá de su tierra natal.

Zona de inicio
La Isla Errante

Raro es el Pandaren que ha buscado salir de la bruma. Hace muchas generaciones, algunos exploradores Pandaren comenzaron a reunirse en el lomo de Shen-zin Su, una tortuga gigante. Ésta deambuló por los oceános de Azeroth, quizá el único contacto que los Pandaren han tenido con el mundo exterior. Con el tiempo, ellos también perdieron todo contacto con su tierra natal.

Aquí en la “Isla Errante” los pandaren jóvenes y entusiastas entrenan y aprenden, entablando combates de práctica unos contra otros y dominando las herramientas y formas de las artes marciales.

Cuando Shen-zin Su viaja cerca de la Vorágine, la vida en la Isla Errante —otrora pacífica e iluminadora— llega a un punto de crisis. El suelo se vuelve inestable y la vida misma de Shen-zin Su se ve amenazada, mientras la gran tortuga pasa a un patrón inestable que bien puede ser una espiral de muerte.

Como uno de los errantes pandaren más prometedores, deberás descubrir el verdadero peligro para la Isla Errante. Sin embargo, el problema que aflige a la gran tortuga tiene varias soluciones potenciales y los estudiantes de la isla no pueden decidir como manejarla. Tu decisión dará forma al futuro y marcará el camino de los pandaren en un mundo que ha cambiado.

Continente
Pandaria

Oculto por la neblina desde que el mundo fue hendido hace más de diez mil años, la guerra no ha tocado el antiguo reino de Pandaria. Sus exuberantes bosques y montañas rodeadas de nubes son hogar de un complejo ecosistema de razas autóctonas y criaturas exóticas. Es el hogar de los enigmáticos Pandaren, una raza que celebra la vida al máximo aún al estar bajo asedio por una amenaza ancestral.

El nuevo continente hace su aparición en un mundo devastado, justo cuando la Alianza y la Horda están cada vez más cerca de una guerra que consumirá todo Azeroth. ¿Revelará la bruma de Pandaria la salvación del mundo? ¿O la batalla por el control de esta rica e increíble tierra nueva hará que los poderes del mundo pasen del borde de la guerra a la aniquilación total

Representante de facción
Alianza: Aysa Canción Etérea  / Horda: Ji Zarpa Ígnea

Alianza:

Aysa Canción Etérea es seguidora de la Vía Tushui, la cual considera vivir una existencia venerable a través de la meditación, el entrenamiento rigoroso y la convicción moral. Grácil y lista, Aysa ha alcanzado forma impecable y un intelecto refinado a través de la práctica diligente. Para Aysa, seguir la Vía Tushui es defender lo que es correcto por encima de todas las cosas. Ella consdiera que el éxito en una empresa nunca justifica actos deshonrosos. Pese a que la Alianza contiene una variada mezcla de culturas, Aysa se ve atraída a los magnos ideales y valores que mantienen a la Alianza unida.

Horda:

Ji Zarpa Ígnea, seguidor de la más directa filosofía Huojin, mantiene que la falta de acción es la peor injusticia. Para Ji es honorable defender el hogar y a la familia sin importar el costo. Extrovertido, ferviente y no muy reflexivo, Ji siempre es el primero en lanzarse al combate. Asimismo, él se ve atraído hacia la actitud pragmática y guerrera que define a la Horda. Pese a que el costo fue muy alto, Ji decidió tomar la bandera de la Horda al dejar la Isla Errante.

Montura racial
Tortuga Dragón
Los pandaren han buscado por largo tiempo monturas que representen sus valores: paciencia y fuerza. Con pellejo acorazado natural, paso uniforme (sin importar el peso del pasajero) y la actitud relajada que da la bienvenida a largos viajes, la Tortuga Dragón es perfecta para el aventurero pandaren. Nativas de Pandaria continental, estas excelentes monturas pueden cargar fácilmente lo esencial: mapas, cojines, banquillos y almacenamiento de cerveza. Cómodas y resistentes, el lento y uniforme paso de la tortuga dragón conducirá a los pasajeros a nuevas partes del mundo, o a una relajadora siesta.
Información sobre otras razas