El Festival de Fuego del Solsticio de Verano va bien. Como todo lo demás.
por Blizzard Entertainment el June 21st a las 5:00pm

Vuelve el Festival de Fuego del Solsticio de Verano, con nuevos logros y fogatas, un juguete que es un delicioso ejercicio de irresponsabilidad y una mascota elemental que te mantendrá calentito en las largas y lúgubres noches de la campaña contra la Legión Ardiente.

Novedades

La ira del Señor de la Escarcha: Si tienes más de nivel 60 y has combatido contra el Señor de la Escarcha Ahune en los últimos años, puede que te hayas percatado de que parece un poco débil y siempre se está compadeciendo de sí mismo. Este año, para darle un poco más de gracia a la cosa, le hemos recetado descanso en cama hasta el festival y una buena dosis de poder adicional. Y el resultado es que se siente mucho mejor. Por desgracia para ti.

Siente el calor: Este año tienes un nuevo objeto para hacer maldades: un estupendo paquete de cerillas. Lo venden los flamantes, festivos, felices y fastuosos mercaderes del Festival de Fuego por solo 500 Flores ardientes. (A ver quién puede repetir esta frasecita después de haberse tomado cuatro jarras de brebaje festivo ígneo.) Una vez que compres este juguete, te recomendamos encarecidamente buscar un chaleco de kevlar y un sitio bien aislado para probarlo. No por nada.

Un amigo elemental: También tendrás la ocasión de echar mano (enguantada, esperamos) a una nueva mascota, la llamita ígnea. Este elemental tan mono cuenta con una serie de facultades que encenderán la llama de tus duelos de mascotas. Como mínimo, Quemar, Conflagrar y Aliento de llamas, pero es que no hemos podido acercarnos lo bastante para completar nuestra investigación. Lo único que sabemos es que vas a necesitar una jaula bien grande. Y nosotros, cejas nuevas.

¡Alabado sea el fuego!: Por último, aunque no menos importante, los celadores de las llamas han construido nuevas fogatas en Draenor y las Islas Abruptas. Búscalas para honrarlas o profanarlas y hazte con el nuevo logro asociado a cada una de las dos actividades. Eso sí, prepara tu arsenal JcJ, pues las fogatas en la capital tienen la mala costumbre de convertirse en campos de batalla por el honor entre las facciones. ¿Quién ha dicho que no se puede combatir el fuego con el fuego?

¡Cuiden de sus fogatas, campeones! ¡Que no se apague la llama!

Cargando comentarios…

Ocurrió un error al cargar los comentarios.