Anduin Wrynn: antes y ahora
Anduin
por Blizzard Entertainment el June 16th a las 5:22pm

Las ciudadelas fortificadas yacen en ruinas; los otrora bosques verdes arden brillantemente bajo el crepúsculo de la puesta del sol; y las extensiones áridas de desierto, conocidos por atraer incluso a los viajeros más resistentes, albergan oasis llenos de nuevas especies de flora.

La devastación de Azeroth ha cambiado una gran cantidad de cosas. Aunque los paisajes alterados de los Reinos del Este y Kalimdor pueden ser la evidencia más notable del violento regreso de Alamuerte, muchos de los héroes de Azeroth también han sido objeto de drásticas transformaciones físicas y mentales.

Hace poco, nos enfocamos en la manera en que el cataclismo ha afectado la vida del hábil chamán Thrall y del nuevo Jefe de Guerra de la Horda, Garrosh Grito Infernal. Hoy analizamos a Anduin Wrynn, hijo del Rey Varian, y el increíble impacto que han tenido los grandes cambios acaecidos en Azeroth sobre este joven.

 

 

Aunque sólo es un adolecente, Anduin —el príncipe de Ventormenta— ha superado muchas pruebas y tribulaciones, como el haber sido secuestrado por el intrigante dragón negro Onyxia. Su desafío más grande, sin embargo, quizá recaiga en su relación con Varian. Para Anduin, el amor y afección de su padre no le son extraños, pero está en un constante estado de cautela por los arrebatos repentinos de Varian  ocasionados por su lado violento y gladiador.. Anduin también ha luchado contra la insistencia de su padre de verlo convertirse en un guerrero.

Los eventos ocurridos antes del cataclismo señalaban un nuevo capítulo en la vida de Anduin. Mientras estaba bajo un entrenamiento marcial en el bastión enano de Forjaz, Anduin fue testigo de cómo Moira Thaurissan —la hija alejada del difunto Rey Magni Barbabronce— sitió a la cuidad con un grupo de enanos de Hierro Negro. A pesar ser la heredera legítima de Forjaz, atrajo la ira de Varian por utilizar tácticas de mano dura. Poco después, el rey y un grupo de agentes de SI:7 infiltraron la ciudad, con la intención de matar a la descarada heredera enana. Sólo por medio de la intervención resuelta de Anduin, Varian le perdonó la vida a Moira; lo que evitó un desastre político que podría haber encendido una guerra civil entre los enanos.

 

 

Durante su tiempo en Forjaz, Anduin también descubrió su propósito real en la vida: convertirse en un sacerdote dedicado a los principios de la Luz Sagrada. Para quienes conocen muy bien a Anduin, ésta es una disciplina totalmente adecuada para el príncipe, pues ha comprobado ser compasivo y amable.

Anduin, quien dejó de ser el niño príncipe de Ventormenta de años previos, se está convirtiendo rápidamente en alguien con ideas propias y con el valor para decir lo que cree. No comparte el odio rotundo y la falta de confianza que tiene Varian con la Horda. En una ocasión, incluso transmitió sabios consejos al Gran jefe Baine Pezuña de Sangre después de la muerte de su padre Cairne. Sin embargo, en el estado actual de agitación de Azeroth, no se sabe si el destino de Anduin con la Luz seguirá su rumbo existente o si su camino tomará una dirección diferente.

En los siguientes meses, analizaremos las transformaciones de otros personajes clave, incluyendo a Magni Barbabronce.

Cargando comentarios…

Ocurrió un error al cargar los comentarios.