Genn Cringris

Rey de Gilneas

Pese a años llenos de dificultades y perdidas personales, Genn Cringris sigue intacto; la adversidad lo convirtió en un guerrero feroz, un político astuto y en un aliado leal.

Luego de convertirse en el rey de Gilneas, Genn Cringris siguió los pasos de una doctrina de aislacionismo. Se rehusó a unirse a la Alianza e incluso construyó el colosal Muro Cringris para aislar a su nación del resto del mundo. En su arrogancia, creyó que Gilneas podría aguantar cualquier amenaza a la que se enfrentara, sin ayuda exterior.

Todo cambió cuando una terrible maldición invadió su nación. La desgracia transformó a muchos gilneanos, incluyendo a Cringris, en bestias lobo sedientas de sangre conocidas como huargen. A medida que la maldición se esparcía, Sylvanas Brisaveloz y sus Renegados no-muertos invadieron el debilitado reino de Cringris. Un gran número de valientes gilneanos murió en un intento por proteger su nación... incluso el hijo del rey, el príncipe Liam. Adversidad tras adversidad cayó sobre Cringris y su gente, hasta que fueron obligados a abandonar su hogar y encontraron refugio en la Alianza.

Un rey más débil se hubiese desmoronado antes tales tragedias. Pero no Cringris. En los años tras la caída de Gilneas, él se convirtió en uno de los miembros más feroces de la Alianza. También aprendió a controlar la maldición de los huargen presente en su sangre y a usarla como un arma. Aunque Cringris sueña con recuperar Gilneas, primero se concentrará en asegurar la paz para la Alianza. Su gente y él están preparados para luchar con armas y colmillos contra quien sea que se atreva a amenazar a la Alianza, ya sea la Legión Ardiente o Sylvanas y sus Renegados. 

Personajes relacionados
Contenido relacionado
Alianza

Un monstruo acecha en mis venas... Amenaza a mi gente, y será lo último que verás en tu vida.

Información de personaje
Masculino
Género
Huargen
Raza
Islas Quebradas
Ubicación
Contenido destacado