Asedio de Orgrimmar
Lanzamiento: septiembre de 2013 | Parche 5.4 de World of Warcraft
Orgrimmar, el centro de la civilización de los orcos en Azeroth, ardió con las llamas de la revolución. Al resucitar el corazón del Antiguo Dios Y’shaarj para fortalecer a sus ejércitos, el Jefe de Guerra Garrosh Grito Infernal profanó el sagrado Valle de la Flor Eterna de Pandaria. Este agravio, aunado a las conquistas cada vez más peligrosas de Garrosh, orilló a rebeldes de la Horda y a valientes de la Alianza a asediar las imponentes murallas de Orgrimmar para derrocar al tirano antes de que pudiera devastar al mundo entero. Junto con Thrall, los campeones más destacados de la Horda y de la Alianza se abrieron paso hasta la guarida subterránea del Jefe de Guerra. Ahí, la batalla llegó hasta tal nivel de desesperación que Garrosh absorbió las energías del Dios Antiguo para evitar la derrota. Sin embargo, no fue suficiente. El Rey Varian Wrynn sometió al vencido Garrosh a juicio ante los Augustos Celestiales de Pandaria. Aunque el Jefe de Guerra fue derrotado, las cicatrices que dejó su reinado habrán de sangrar por un tiempo.
Contenido relacionado
Tráiler del parche