Battle for Azeroth
Lanzamiento: agosto de 2018 | Expansión de World of Warcraft

Las heridas que produjo Sargeras, el Titán Oscuro, en Azeroth provocaron la aparición de una sustancia volátil conocida como azerita: la propia sangre de Azeroth. Las tensiones entre la Horda y la Alianza aumentaron frente al conocimiento del verdadero poder de la azerita, lo que inició una guerra total que llevó a la caída de Teldrassil y de Entrañas.

La Alianza y la Horda, debilitadas y en busca de nuevos aliados, acudieron a sus héroes más poderosos para fortalecer sus filas. Jaina Valiente viajó al reino que fue su hogar, Kul Tiras, con la esperanza de incorporarlo nuevamente a la Alianza. Se encontró con disputas entre nobles y un pueblo resentido, que lo único que compartía era su desprecio por las acciones pasadas de Jaina. Mientras tanto, la Horda rescató a la princesa de los zandalari, Talanji, de las Mazmorras de Ventormenta. Talanji se esforzó por convencer a los trols zandalari de ayudar a la Horda, aunque inicialmente su padre, el rey Rastakhan, se negaba a escucharla. Sin embargo, los esfuerzos diplomáticos de ambas facciones lograron generar confianza y sus campañas de guerra junto a sus nuevos aliados promovieron el establecimiento de bases en Zandalar y Kul Tiras. 

Junto a sus nuevos aliados, la Alianza y la Horda están a punto de desembarcar en una nueva guerra mientras las mareas de venganza acechan en el horizonte...

Contenido relacionado
Tráiler cinematográfico